mppu international

twitterfacebook

Punto de vista

de Silvia Danzi

Uruguay, pequeño país austral de América del Sur, ha sido conformado por inmigración europea, recibiendo contingentes de personas a causa de las guerras transcurridas en el siglo XX. América en ese momento era solo esperanza, un continente en vías de desarrollo pero aún así se supo compartir lo que había, que no era mucho, y a tal punto que se vio que la riqueza del inmigrante era poder trabajar y acá se necesitaba gente de trabajo, lo que llevó a que estas personas fueran miembros plenos de la sociedad.
 
Desde el año 2001 sufrimos la emigración de ciudadanos uruguayos hacia Europa, nuestra sociedad se desangró viendo como las familias se desarmaban buscando un futuro, fue una situación no deseada, muy sufrida.
 
Como pequeño país en vías de desarrollo nos topamos con muchas dificultades para poder  comerciar en forma justa, para poder colocar nuestros productos. A eso atentan las políticas de dumping por ejemplo, o el cierre de fronteras, lo que lleva a la supremacía del mas fuerte, pero esto siempre es a costa del más débil.
 
Hay ayudas que los países más fuertes pueden hacer y no es necesariamente darles subvenciones o ayudas, sino poder jugar “todos” con las mismas reglas, los fuertes y los no tan fuertes, para que la repartición de utilidades sea equitativa, lograr ingresos en los diferentes países en modo más justo.

Corintios, 8,13 donde dice "No se trata de que ustedes sufran necesidad para que otros vivan en la abundancia, sino de que haya igualdad".
 
La inmigración de áfrica o de oriente no parara, pues habría que frenar a un pueblo con hambre cuando enfrente abunda la comida. Muchas veces se priorizan las acciones militares para solucionar los problemas sociales, cuando también existen políticas sociales o económicas que pueden resolver o ayudar a resolver estos temas.
 
No existen pueblos que sufran pobreza sin que existan pueblos que viven en la abundancia.
 
Tal vez habría que plantearse, en lugar de “como haremos para que frenarlos para que no vengan” se podría pensar en “como ayudar a mejorar la calidad de vida de estas personas en su lugar de origen”.
 
Emmaus en la ONU menciona:
- Arriesgar la propia vida para aliviar los sufrimientos de los pobres
- Aquellas chicas, afirma, «decidieron romper el círculo vicioso de la violencia, respondiendo con gestos y acciones que en el clima del conflicto habrían podido parecer veleidosas o incluso irrelevantes. ¡No fue así, no es así! ».

condividi questo articolo

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
 

To follow us, just find

  Europe time to dialogue

on Facebook

Pubblicazioni

Disarmo

 co governance

17-20 GENNAIO 2019

Castel Gandolfo

Roma - Italia

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.